20 de Febrero de 2019
Inicio
Signos del zodiaco
Personajes
Entre signos
Artículos
Horóscopo chino
Cartas astrales
Consulta astrológica
Feng shui
Powered by:
Horóscopo - Aries Horóscopo - Tauro Horóscopo - Géminis Horóscopo - Cáncer Horóscopo - Leo Horóscopo - Virgo Horóscopo - Libra Horóscopo - Escorpio Horóscopo - Sagitario Horóscopo - Capricornio Horóscopo - Acuario Horóscopo - Piscis
Inicio / Personajes / Wolfgang Amadeo Mozart
Wolfgang Amadeo Mozart
Acuario

Wolfgang Amadeo Mozart

Lugar de nac:
Salzburgo
Fecha de nac:
27 enero 1756
  Horóscopo-Acuario
Ver carta astral
más personajes por signo
 

Músico

Su padre era violinista y se distinguía como buen maestro. El mismo año que nació su hijo, publicó un método titulado "Ensayo de una escuela fundamental del violín", que fue considerada como "obra maestra de buen gusto y de técnica". Su madre era muy estimada por su sencillez, alegría y dulzura.

Entre los cuatro y los seis años de edad ya compuso 22 piezas que su padre publicó en una monografía. No existe precocidad y fructificación semejante en toda la historia de la música. A sus extraordinarias habilidades se rindieron nobles, músicos, reyes, emperadores, papas. Leopoldo, su padre, decidió emprender una gira con su hijo y con su esposa. Se dirigieron a Munich, donde Mozart actuó en enero de 1762, causando gran admiración. En septiembre de ese año actuó en Viena, ante el emperador. Al año siguiente, una nueva gira les llevó a muchas ciudades alemanas y a Paris, donde estuvieron algunos meses. El año siguiente sería Inglaterra, donde permanecerían quince meses por enfermedad de su padre.

En septiembre de 1767 volvieron a Viena, pero se refugiaron en Olm??tz, donde los niños igual contrajeron la enfermedad. Al año siguiente, 1769, el arzobispo de Salzburgo lo nombró maestro de capilla. En diciembre de ese mismo año emprende, con su padre, el viaje a Italia, donde triunfaría plenamente. Al escuchar el "Miserere" de Allegri, en la Capilla Sixtina, lo escribe de memoria y el Papa Clemente XIV, al ser enterado de esta hazaña lo hacer comparecer ante él y como reconocimiento a su genialidad le confiere la dignidad de "Caballero de la Espuela de oro".

Al morir el arzobispo de Salzburgo escribe, para la recepción del sucesor, una cantata titulada "El suelo de Escipión". El nuevo dignatario, Jerónimo Colloredo, no tuvo para Mozart las complacencias que su predecesor, Segismundo: razón por la cual se vio obligado a renunciar, en el año de 1781.

La situación económica de Mozart era precaria y deseaba obtener una plaza fija que le diese tranquilidad. Ofreció sus servicios en Munich, Augsburgo y Mannheim, obteniendo negativas. Decide ir a París, aun cuando su amor por Aloysia Weber estuvo a punto de hacer fracasar este propósito, lográndolo al fin gracias a la intervención de su padre, pero tampoco conseguiría nada. La muerte de su madre, en 1778 lo dejó destrozado.

En 1781, alejándose de Salzburgo, fijo su residencia en Viena, donde contrajo matrimonio con Constanza Weber, hermana de Aloysia. La vida del genio era muy modesta, con grandes penurias económicas y muertes de pequeños hijos que no lograban sobrevivir.

En 1787 murió su padre, y ese mismo año Mozart fue nombrado compositor de la corte, con un sueldo de 800 florines anuales, con los cuales no alcanzó a remediar su pobreza. Entonces compuso sus más bellas sinfonías. A pesar de todo ello, rechazó tentadoras ofertas que había recibido en Berlín por su sentimiento de lealtad y cariño a su emperador.

Sus últimas óperas fueron Cossi fan tutti (1790), y La flauta mágica (1791). Hacia 1789 sintió los primeros síntomas del mal que lo llevó a la tumba. Poco antes de terminar "La flauta mágica", ya estando enfermo, un desconocido le encargó una Misa de Réquiem, que dejó a medio terminar porque moriría el 5 de diciembre de 1791.

Carta astral

A la genialidad que puede tener un nativo de Acuario, Mozart, sumaba dos tres aspectos realmente importantes: uno, su triple conjunción Sol-Mercurio-Saturno, que le otorgaba gran capacidad de trabajo y disciplina, así como una mente privilegiada, capaz de trabajar con multitud de datos de una forma ordenada. A este también contribuiría su Ascendente en el signo de Virgo. Dos, la oposición de Neptuno a la triple conjunción señalada anteriormente, lo que le daba sus elevadas cualidades artísticas y gran sensibilidad. Además, le auguraba su billete de viaje a la fama y la posteridad. Tres, la Luna en Sagitario, que le daba auténtica pasión por lo que hacía, así como un carácter cosmopolita y viajero.

Lamentablemente y a pesar de todas sus virtudes, su Marte elevado, en exilio, señalaba un destino incierto y un camino pedregoso y duro.