15 de Diciembre de 2019
Inicio
Signos del zodiaco
Personajes
Entre signos
Artículos
Horóscopo chino
Cartas astrales
Consulta astrológica
Feng shui
Powered by:
Horóscopo - Aries Horóscopo - Tauro Horóscopo - Géminis Horóscopo - Cáncer Horóscopo - Leo Horóscopo - Virgo Horóscopo - Libra Horóscopo - Escorpio Horóscopo - Sagitario Horóscopo - Capricornio Horóscopo - Acuario Horóscopo - Piscis
Inicio / Artículos / ZEN: LA ILUMINACIÓN AQUÍ Y AHORA
artículo
ZEN: LA ILUMINACIÓN AQUÍ Y AHORA
por Ángeles López
ZEN: LA ILUMINACIÓN AQUÍ Y AHORA
otros artículos
Angelina Jolie y la Astrología Budista
Triple conjunción en Géminis
La Gran Cruz de estos meses
Venus pasa por delante del Sol
El Poder y la Astrología
Mercurio en Tauro y Gran Trígono
Súper Luna del 6 de mayo
Astrología y Pensamiento
Semana astrológica del 16 al 22 de abril 2012
Semana astrológica del 9 al 15 de abril 2012
El Titanic y la Luna
Neptuno en Piscis y el Titanic
PROYECTO ESFERAS
La Primavera la sangre altera
Las Doce Casas Astrológicas
Vicente Cassanya en 2012
El atlas más completo del cielo
Mercurio retrógrado
XXIX Congreso Ibérico de Astrología
Neptuno en Piscis. así influirá en cada signo
¿Por qué 2012 es bisiesto?
2012, Año Chino del Dragón de Agua
El futuro de España y de Mariano Rajoy
El espíritu de las Navidades plutonianas
CONFERENCIA 14 DICIEMBRE
Morir a los 27
Huellas de la entrada de Neptuno en Piscis
15 M, Indignados y la cuadratura Urano-Plutón
Montañas Sagradas
Júpiter entra en Tauro
Boda Real en Inglaterra
Barcelona, del 7 al 11 de junio
Urano en Aries y Neptuno en Piscis
Terremotos y efecto Luna
Neptuno entra en Piscis
Ondulatoria y música pitagórica
Conferencias próximas
Lope de Vega y la Astrología
La representación del Sistema Solar
ARMON programa de Astrología
CURSOS Y VIDEOCONFERENCIAS
Ofiuco, ¿nuevo signo del Zodíaco?
La Radiación Gamma
Así te influirá el retorno de Júpiter a Piscis
Así afectará a cada signo Urano en Piscis
Urano regresa a Piscis
Eclipse de Sol y la Gran Cruz del verano
La genética y la histórica conjunción Júpiter-Urano
Acelerando hacia la catástrofe
2012 Mayas, los señores del tiempo
Mercurio retrógrado
Querido Plutón:
Eclipses
Actividades en 2008
Luna llena y delitos pasionales
A Santiago por el camino de las estrellas (Capí­tulo III)
A Santiago por el camino de las estrellas (Capítulo IV)
Tu Suerte cumple 10 años
XI JORNADAS ASTROLÓGICAS DEL MEDITERRÁNEO
Actividades en 2009
Meteoros
Libro Tu Suerte
Club Foro 7 décimotercer aniversario
Galileo y el Año Internacional de la Astronomía
CONSEJOS EN TU MÓVIL y CONSULTAS EN DIRECTO
Los amuletos de Obama
Powerpoint
Toledo, magia y cultura astrológica
Medicina y astrología
El Tarot, algo más que adivinación
Los anillos de Saturno
Estrenando blog
Curso Taller en Tenerife días 5 y 6 Diciembre
Hipatia de Alejandría
Saturno entra en Libra
Alineamiento Centro de la Galaxia
La conciencia de vivir. Claves de una vida plena
La magia numérica del Tarot
Actividades en 2010
Júpiter en Piscis
Sobre Marte en Leo y Plutón en Capricornio
2010, AÑO DEL TIGRE
Los eclipses influyen en la Bolsa
Pronósticos de Primavera 2010
Mercurio y Venus en Tauro
Raíces esotéricas de Sant Jordi y el Día del Libro
Reforma sanitaria de Obama
Rituales de San Juan para cada signo
ZEN: LA ILUMINACIÓN AQUÍ Y AHORA
Conecta con tu maestro interior
El Limbo que nunca existía
FIESTAS DE PRIMAVERA
Horóscopo Chino 2007
TU CARTA ASTRAL
La Obsidiana, Piedra de Sanación Ancestral
Test para descubrir el temperamento
Eclipse de sol en España
ALTARES DOMÉSTICOS
La Luna influye en la bolsa y el comercio mundial
ASTROCÁBALA
Mandalas
Astrologí­a Kármica
A Santiago por el camino de las estrellas Capítulo II
El Tarot y el amor
El Eneagrama
Deep Impact
En clave de sol
X Jornadas Astrológicas del Mediterráneo
ANUARIO ASTROLÓGICO 2008-09
El Mundo de los Astros 48
La Bella y la Bestia: El poder transformador del amor.
Reiki: la energí­a universal
La música de las esferas (1)
El lento alumbramiento de Acuario
Guí­as espirituales
Los sistemas de domificacion calculados por los astrólogos Árabes.
San Valentí­n
CROMOTERAPIA, Somos de colores
La Estrella de Belén
Astrologí­a Médica
La balanza de Occidente
Dante Aligheri e a Divina Astrologia
El Sistema Planetario Humano: los 7 Chakras (Capí­tulo I)
Cronologí­a lunar solar y siderea (Capí­tulo I)
La filosofí­a del conocimiento astrológico (Capí­tulo I)
Luna llena y delitos pasionales
RODÉATE DE BUENAS ENERGÍAS
A Santiago por el Camino de las Estrellas Captulo IV
A Santiago por el Camino de las Estrellas Captulo III
A Santiago por el camino de las estrellas Captulo II
RODÉATE DE BUENAS ENERGÍAS TE DECIMOS CÓMO Y DÓNDE
Rituales de San Juan para cada signo
El Limbo que nunca existió
FIESTAS DE PRIMAVERA
CONECTA CON TU MAESTRO INTERIOR
Quebuenrollito.com
Astrología Kármica
A Santiago por el Camino de las Estrellas (Capítulo I)
A Santiago por el Camino de las Estrellas Capítulo IV
A Santiago por el Camino de las Estrellas Capítulo III
A Santiago por el camino de las estrellas Capítulo II

Cuenta la tradición que durante uno de los últimos sermones que Buda pronunció, las palabras cesaron de su boca, tomó una flor y, tras contemplarla en silencio, la mostró a sus discípulos girando suavemente su tallo entre los dedos. Entre los gestos atónitos de los presentes que daban fe de la sorpresa y la confusión general, El Iluminado vislumbró una mirada que coronaba una plácida sonrisa; Sólo un joven brahmán, llamado Mahakashyapa, había comprendido en ese preciso instante la esencia del budismo. Este es, para muchos, el comienzo del Zen. Poco después de la muerte de Buda, un reducido grupo de sus discípulos deciden prescindir de la doctrina escrita así como de la diversidad de ritos y preceptos morales que crecían como la espuma, poniendo en peligro la enseñanza verdadera. Para estos pioneros, fieles al mensaje original, no existe otro punto de partida hacia la liberación que la experiencia cotidiana del momento presente: el aquí y ahora, llevado a su máxima expresión mediante la meditación en la postura que empleaba el Maestro. Esta Corriente permanece durante centurias en la «cara oculta» hasta que en el siglo VI de nuestra Era, Bodhidaharma, un monje de Ceilán, se propone la misión de introducir en China la semilla de aquella enseñanza que provocó la sonrisa de Mahakashyapa. Muy pronto llegó a oídos del emperador Wu-ti, un fervoroso budista, la noticia de que un sabio procedente de la India recorría los caminos del imperio predicando la verdadera doctrina de Buda. De inmediato ordenó que lo trajeran a palacio y cuando llegó el momento esperado le preguntó con ansiedad: -¿Qué mérito he acumulado con las buenas obras -Ninguno -responde Bodhidharma. Contrariado por la respuesta el emperador insiste: ¿Cuál es el fundamento de la doctrina sagrada -Está vacía. No hay nada sagrado. -Pero ¿quién eres tú para estar ante mi presencia -No lo sé. Una vez concluida la escueta audiencia el maestro se dedicó a la meditación en la postura de Buda frente a un muro de piedra hasta que, al cabo de nueve años, cedió su hábito y su escudilla a un discípulo que reunía los requisitos necesarios para ser el sucesor del misionero indio y primer patriarca del Zen en China. La nueva manera de vivir el budismo fue acogida con los brazos abiertos en todos los rincones del Imperio, nutriéndose a su paso de la sabiduría de una cultura milenaria. Concretamente, la profunda influencia del Taoísmo -una corriente cuyo fin es la trascendencia de la razón convencional para aproximarse a la realidad-, consolida los pilares del Zen en que alcanza su madurez con la sexta transmisión del patriarcado: Un día, el quinto Patriarca convocó de improviso a sus discípulos y les dijo: -Tanto la vida como la muerte son asuntos serios. Vosotros os dedicáis todo el día a preparar ofrendas y a impartir bendiciones, sin tener en cuenta la liberación del amargo mar de la vida y de la muerte. Si dais la espalda a vuestra propia naturaleza, ¿De qué os sirve impartir bendiciones Id a vuestras celdas para escuchar vuestra voz interior. Aquellos que estén dotados de una sabiduría, inherente a su propia naturaleza, ¡que hagan uso de ella! Cada uno debe presentarme un poema. Cuando lea todos vuestros poemas entregaré la ley con el hábito y la escudilla a aquel que más se aproxime a la aspiración original; él será el sexto Patriarca. Aquella misma noche Jinshu, el monje más veterano y considerado por todos como el mejor candidato para la sucesión, escribió los siguientes versos en una pared del monasterio: «Nuestro cuerpo es el árbol de la perfecta sabiduría ( de Buda). El espíritu es un espejo precioso en su pedestal. Por tanto, debemos limpiarlo cuidadosamente cada día para que el polvo nunca lo cubra». A la mañana siguiente el patriarca volvió a reunir a sus discípulos y dirigiéndose a Jinshu, dijo: -Tus palabras denotan conocimiento pero no conducen mas allá de la puerta de la sabiduría perfecta. Es inútil emprender la búsqueda por ese camino pues para poder encontrar la naturaleza original es necesario atravesar esa puerta. Retiraos de nuevo y reflexionad. El ayudante del cocinero, un joven analfabeto recién incorporado al monasterio, pidió a un compañero que le leyera el poema que no había sido del agrado del maestro. Tras escuchar atentamente, permaneció en silencio durante unos instantes y dictó a su colega estos versos: La perfecta sabiduría no tiene cuerpo Y el espejo precioso carece de pedestal. Todo es nada. Todo es vacío. ¿Dónde puede posarse el polvo Esta breve declaración supuso a Eno, que así se llamaba el analfabeto pinche de cocina, la transmisión inmediata del gobierno de la floreciente escuela. La mayoría de los expertos consideran a este patriarca como el segundo fundador del Zen, ya que durante su mandato logró una acertada síntesis entre las formas más puras del budismo y el taoísmo, en contraste con otras sectas o movimientos de origen y apariencia similar.